En la última temporada alta turística, de mayo a octubre, se registraron en las playas de Baleares 721 incidentes graves, casi un 16 % menos que en el mismo semestre de 2016, y de ellos 30 fueron muertes de bañistas, lo que representa un descenso del 21 %.

La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, y el director general de Emergencias e Interior, Pere Perelló, han presentado el balance de seguridad del periodo en el que la playas del archipiélago cuentan con servicios de socorristas contratados por los ayuntamientos.

En la última temporada hubo 399 puestos de vigilancia en zonas de baño de las islas, 236 en Mallorca, 89 en Ibiza, 55 en Menorca y 19 en Formentera, atendidos por socorristas.

Perelló ha resaltado que el nivel de la asistencia de seguridad en las playas de Baleares es muy alto, como pone de manifiesto que este año 48 personas con síntomas de ahogamiento han sido «recuperadas» por los socorristas.

La mayoría de los ahogamientos, consumados o recuperados, se produjeron entre las 13.00 y las 15.00 horas, por lo que el Govern incentivará los refuerzos de socorristas en esa franja.

En cuanto a los fallecimientos, el mes con mayor frecuencia fue septiembre. Este dato se explica cuando se constata que la edad media de los muertos en las playas este año ha sido de 69,7 años, ya que al final de temporada se acumulan los turistas de mayor edad, ha argumentado el director general.

Además de los incidentes más relevantes, los socorristas también ha atendido a bañistas por causas leves como las picaduras de medusas, que en el caso de Mallorca han sido 18.647, un 63,6 % más que el año pasado.

Tanto Perelló como la consellera Cladera han incidido en que el Govern ha puesto en marcha un registro de socorristas profesionales con el propósito de dignificar esta actividad.

El director general ha explicado que las contrataciones las llevan a cabo los ayuntamientos mediante concursos a los que se presentan empresas externas y ha admitido que su departamento ha tenido que intervenir ante determinados «abusos».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *